Aprendiendo autonomía

La educación convencional no suele estar orientada hacia la autonomía del niño. En general en la escuela te dicen la asignatura que toca aprender, los contenidos, durante cuánto tiempo, cuándo parar a almorzar, cuándo estar callado y cuándo hablar, incluso qué hacer en tu tiempo libre: deberes. Es más bien una educación enfocada en la obediencia. Y sí, en parte este ambiente es parecido al de cualquier espacio de trabajo de un adulto, y este suele ser el argumento de muchos padres: es mejor que aprendan a vivir en el ambiente en el que de mayores van a tener que vivir. Pero no es del todo así.

Ni si quiera de adultos permitiríamos que nuestro jefe al acabar nuestra jornada laboral nos dijera lo que tenemos que hacer en casa para el día siguiente (eso se hace en horas de trabajo, o se pagan horas extra), que comiéramos en silencio o hiciéramos fila para entrar a trabajar. Y sin embargo sí nos tenemos que enfrentar constantemente a situaciones en las que tenemos que decidir por nosotros mismos, elegir, negociar con otras personas, resolver problemas sin ayuda, o, pedir ayuda. Ninguna de estas cosas se aprenden mediante la obediencia.

Aprendiendo autonomía, Misa Shine 2015. www.misashine.es

En modelos en los que el aprendizaje se basa en la dependencia el maestro da textos para aprender, fichas para rellenar, nos dice los deberes que tenemos que hacer…  Y sin esta figura de dependencia parece que el aprendizaje no puede darse. En los modelos basados en la autonomía el papel del profesor pierde protagonismo frente al del niño y es el propio ambiente el que facilita el aprendizaje. También para aprender a decidir necesitamos vivenciar la toma de decisiones. Trabajando para la autonomía aprendemos a tomar decisiones, se nos enseña a hacer las cosas sin depender de alguien mejor formado, a pedir ayuda cuando la necesitamos, a expresar lo que necesitamos y las necesidades que encontramos en el otro para acordar lo que es mejor para todos.  Aprendiendo a ser autónomos aprendemos también a vivir mejor en sociedad.


Un comentario en “Aprendiendo autonomía

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *